Este es el blog de la Asociación de empresas del duranguesado para la comunicación los retos e iniciativas de las empresas y emprendedores de la comarca de Durangaldea.

Hau da Durangaldeko Enpresen Elkartearen bloga - dee-aed. Eskualdeko erronken eta pertsona eragileen ekimenetaz hausnartu eta harremanak ezartzeko lan-tresna bat.

 

 

industria 1 150x150 La reindustrialización y su especialización

 

Son recurrentes las reflexiones que, desde este blog, hemos ido proponiendo sobre la regeneración del tejido empresarial de Durangaldea apelando a la búsqueda de nuevos sectores, a la formación e internacionalización, al aprovechamiento de nuestros recursos naturales –turismo, gastronomía, ocio, naturaleza…- y al progresivo adelgazamiento del sector industrial, tan básico y tractor a día de hoy y desde hace muchas décadas.

Al menos, respecto del sector industrial concebido en los parámetros clásicos y con modelos de negocio que no responderán, con el tiempo, a las exigencias del mercado globalizado.

En los últimos meses los expertos comienzan a hablar de re-localización y reindustrialización. Y en ambos casos apelando a una regeneración del sector industrial desde planteamientos muy distintos en el ámbito de las tecnologías, de las alianzas o los canales de comercialización

La repatriación de actividades manufactureras desde extremo Oriente hasta Europa o EEUU no obedecería (Bart Kamp, edición de País Vasco de Expansión, el pasado 11 de Marzo)  a cambios sustanciales en los factores que instigaron en su momento la deslocalización -costes, redes de proveedores…-, sino porque poseemos en un  grado superior de desarrollo los activos no-industriales que permitirán “aumentar y enriquecer el valor de los productos manufacturados por medio de los servicios…”.

La reindustrialización no se fundamentará, en cualquier caso, en esta repatriación. Es lugar común entre los países avanzados reconocer que el retorno de sus industrias está motivado por el relativo fracaso en la fabricación más barata en los países de bajo coste. Y sobre el camino para articular este reindustrialización, los expertos nos aportan algunas claves difíciles de rebatir. Implantar actividades intensivas en conocimiento -diseño, tecnologías e innovación- que nos distingan de los países de fabricación barata. Es decir, la inversión debe orientarse a la ciencia y a la tecnología. Y encontrar nuevos nichos de mercado que rompan la actual y cerrada sectorización donde la industria -con tecnología e innovación pero fundamentada en su saber hacer- fabrique producto nuevo para sectores nuevos. Hasta aquí todos de acuerdo.

industr 6 150x150 La reindustrialización y su especialización

 

Desde Orkestra nos proponen -Mari Jose Aranguren-  que las políticas competitivas deben  interconectar conocimiento e industria, por un lado, e impulsar alianzas entre empresas de distintos sectores, por otro. Algo que está ya contenido en la política intercluster que se impulsó desde Gobierno Vasco para fomentar, desde estos dos factores,  una especialización inteligente o diversificación especializada.

Esta combinación de disciplinas, tal como desarrollan expertos de Orkestra,  puede ser el factor clave en la estrategia de reindustrialización. La tecnología y la industria llevan a empresas tradicionalmente enclavadas en la automoción o el electrodoméstico a crear y fabricar producto nuevo y especializado para sectores como la salud, eólico o agroalimentario apoyados en la nanotecnología, en los nuevos materiales o en la biotecnología. Apoyos, todos ellos, desarrollados en nuestro entorno cercano.

El papel que deben ejercer en este proceso las Administraciones públicas, los agentes socioeconómicos -universidades, centros Tecnológicos, agencias desarrollo- y las empresas privadas, es difícil de delimitar. Con mayor o menor eficacia, las políticas impulsadas desde GV en las últimas décadas para la mejora de la competitividad y la innovación en el sector industrial -motor económico de la C.A.- han consolidado infraestructuras tecnológicas fuertes cuyos resultados son incontestables. El acercamiento de los Centros tecnológicos a la pyme, aún siendo una de sus asignaturas pendientes, parece también trazado estos últimos años. Resta aún una mayor implicación, apertura, de las empresas industriales a estos nuevos escenarios y la articulación física y concreta de las políticas de promoción que las Administraciones deben desplegar con urgencia.

Estos factores de transformación del tejido industrial deben, al tiempo, corregir algunos de los hándicap de los que adolece, en Durangaldea como en la mayor parte de territorios del entorno,  nuestras empresas y empresarios: el tamaño y la cooperación. Tanto el Informe de Competitividad del PV 2011 como los datos que recogimos en el Mapa industrial de la comarca (Polo de Competitividad de Durangaldea), señalan, resaltan, una cultura de comportamiento empresarial muy elogiable de algunos de los ámbitos de actuación pero con unos niveles muy bajos en el grado de colaboración existente y en el percibido como deseable. A esta insuficiente apertura a acuerdos de cooperación entre empresas, a alianzas intersectoriales, se une el tamaño de nuestras empresas. Hasta en una veintena de sectores -entre los 33 estudiados- de la CAPV tienen empresas de menor tamaño que sus homólogos de Europa. Eso sí, uno de los tres sectores manufactureros en los que las empresas vascas tenemos un tamaño superior a la media europea, es un sector “Metal” en clara recesión y que deberá reinventarse en los próximos años desde la apertura a la tecnología, a otros sectores, a las alianzas internas –cooperación- y a las transfronterizas.

 


Categorias: deeaed, Durangaldea, General

Dejar un comentario