DEE - AED Empresarios de Durango
Asociación de Empresas del Duranguesado

Últimos informes sobre discriminación salarial de la mujer

Últimos informes sobre discriminación salarial de la mujer

La brecha salarial entre hombres y mujeres, a tenor de los últimos informes que hemos conocido, no parece reducirse. Y tampoco han cambiado los factores que lo causan.

    De la lectura que hace Emakunde de la Encuesta de Estructura Salarial del INE, “…actualmente se calcula que la diferencia salarial entre hombres y mujeres es de 7.139,50 euros (Mujeres: 19.771,80/ Hombres: 26.911,40). Por sectores, las mayores diferencias se producen en el sector servicios, el que mayor número de mujeres emplea. Si se comparan los salarios que perciben las mujeres y los hombres con ocupaciones medias-bajas, siendo 100 el de los hombres, ellas perciben entre 67 y 65. Mientras que en España es de un 25,6%, a nivel europeo, se calcula que en los países de la UE la brecha salarial entre mujeres y hombres es de un 17,4%.”.

    Y se recuerdan los factores determinantes: desde la segregación ocupacional , que relega a la mujer a determinados trabajos -menos remunerados- o se les impide ocupar posiciones de liderazgo, hasta la  terca realidad de las mujeres que muy mayoritariamente se ocupan del cuidado de los familiares, de los enfermos y del hogar.

    “Además, hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones las mujeres tienen que aceptar ocupaciones de mayor flexibilidad laboral para equilibrar las necesidades del trabajo y la familia, lo que contribuye a la citada segregación laboral. En consecuencia, existe en todo el mundo una representación excesiva de las mujeres en trabajos de tiempo parcial. Concretamente, en la CAV el 85,3% del trabajo a tiempo parcial es desarrollado por las mujeres, según se desprende de la Encuesta de Población Activa del INE”.

    El resto de causas y variables que perpetúan esta discriminación siguen siendo las mismas: las tipologías del contrato, duración, las retribuciones complementarias etc… en muchos casos   (dice Emakunde), de difícil identificación para la opinión pública, evitando que la conciencia social hacia esta segregación no sea la que realmente se merece.

    Y sin olvidar que en algunos entornos y niveles laborales determinados la discriminación se produce de una manera explícita; es decir, a un mismo tipo de contrato, duración y ocupación, distinto salario para hombre y mujer.

    En una reciente información de EL PAÍS sobre la misma encuesta del INE encontramos datos precisos sobre otros factores intervinientes: “…la brecha salarial se incrementa a medida que aumenta la edad y sube el nivel de formación o el grado de responsabilidad, pero aporta además nuevos condicionantes. Por ejemplo, que la discriminación es mayor en las empresas más grandes, en las que tienen convenios colectivos de ámbitos reducidos y en las que registran mayor grado de competitividad. También es superior en las compañías privadas frente a las instituciones públicas y en las que cotizan en Bolsa. En torno al 50% de la diferencia salarial solo puede explicarse por razones de sexo. Si descontamos circunstancias que en sí mismas contribuyen a la desigualdad salarial, como los niveles de formación o las características y tamaños de las empresas, nos encontramos con que hay un buen porcentaje de desigualdad salarial, en torno al 50%, que permanece inexplicado y que solo puede atribuirse a razones de sexo. Esto es lo verdaderamente preocupante.”

    Emakunde nos remite a dos informes muy esclarecedores que podéis consultar en su web: “Brecha salarial. Causas e indicadores” y “Desigualdad en la trayectoria y situación profesional de las mujeres en la CAE. Coste relativo de la pérdida de talento femenino”

Asociación de Empresas del Duranguesado

Asociación de Empresas del Duranguesado

Murueta Torre, 2 - 48200 Durango - Bizkaia

Teléfono: 618 620 361

Correo electrónico: estibaliz@dee-aed.com

Redes Sociales